Escoger la perfecta compañía para disfrutar de tus hobbies no es tarea fácil. La compañía puede transformar una experiencia o en algo absolutamente inolvidable o en un auténtico infierno. Seguro que no necesitas que te ponga ejemplos. No sólo se ponen en juego los mismos gustos. También hay que tener en cuenta lo animado, maniático, flexible, dialogante, respetuoso, asertivo… que es cada quien. ¿Difícil? Pues si lo trasladamos a un viaje todo se intensifica. Conozco “inseparables” que pasaron a ser un “a ver si nos vemos que voy liado” en zero-coma al volver de una escapada.

Un viaje son muchos viajes

Me muevo entre estas dos frases:

“Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente” (Mark Twain)

“No hay tierras extrañas. Quien viaja es el único extraño” (Robert Louis Stevenson)

Hay quien viaja a pelo, para sentir. También están los que se informan minuciosamente a través de publicaciones especializadas. Viajar es descubrir y en ese proceso de descubrimiento, todo es válido pero si tienes una ayudita para comprender mejor algunas cosas mejor que mejor ¿no? No es necesario que te hagan de canguro durante todo el viaje, pero en ciertos momentos del trayecto los buenos guías pueden mostrarte cosas que tú jamás verías porque te falta la otra mirada.

Guías ¿cómo escoger uno bueno?

Os recomiendo que contactéis con vuestro futuro guía con tiempo. Es más trabajo de partida pero si lo que se busca es una experiencia totalmente a tu gusto es mejor evitar los paquetes que te ofrecen ya hechos. Ganas en cercanía y en empatía y en muchos casos, al eliminar intermediarios, el guía también sale ganando.

¿Pero qué buscar? Si no tenemos ninguna referencia de alguien cercano tenemos que destinarle un poquito de tiempo a la búsqueda. Poderos entender es importante; menos coña que a veces es un drama el tema de los idiomas. También es fundamental que tenga la suficiente flexibilidad como para modificar una ruta o hacerla a nuestro gusto. Esto requiere de un conocimiento no sólo de la historia, de la geografía o la  climatología sino también social.

Rachid Ouzina

trupis rachid ouizaSi vuestro destino es Marruecos os recomiendo que contactéis con Rachid Ouzina. Sus primeras experiencias con el mundo del turismo las tuvo en su infancia. Nacido en Merzouga de pequeño se dedicaba a vender recuerdos del desierto, como fósiles (hay importantes yacimientos en la zona) o artesanía. Más tarde fue camarero en albergues y campamentos.

Desde pequeño tenía un sueño, crear mi propia empresa. Se me dan bien los idiomas y las personas. Me gusta conocer gente de otros países e intercambiar impresiones y formas de pensar. Dar a conocer el Marruecos auténtico a las personas que nos visitan.

Como camellero tuvo la oportunidad de empezar a ser guía para todas aquellas personas que querían disfrutar de las enormes dunas del Sahara y sus oasis. Siendo guía y conductor para otros se formó desde la experiencia y ya hace 10 años que, tras muchos esfuerzos, se pudo comprar un 4×4 y empezar a trabajar en su propia empresa.

La seriedad en el mundo del turismo es básica. Me gusta que los clientes se sientan cómodos. Como en familia. Intento conocer sus gustos y elaborar las rutas a su medida. Mostrar los rincones más auténticos de Marruecos me apasiona.

Desde su web Maravillas de Marruecos habla de su amor por su país y nos muestra algunas de las cosas que puedes descubrir junto a él. ¡Todo es hablarlo!

Tengo poco tiempo libre, pero en cuanto puedo vuelvo a visitar a mi familia. Volver a las enormes dunas de Merzouga y contemplar  la caída del sol y el cielo lleno de estrellas, como cuando era camellero.

Tal vez me halla vuelto un poco borde o snob pero os reconozco una cosa. Si las visitas a una bodega no tienen un tiempo entre viñas me falta algo. Y me interesan cada vez menos los monólogos en el showroom.

Entre viñas

¡Qué bruta dirá alguien! Pues no le quitaré la razón pero sí le daré argumento. Y daré uno que para mí es demoledor. Si estamos aprendiendo y enamorándonos de un vino y el vino está hecho de uvas ¿en serio no tienes curiosidad por conocer la uva? ¿La vid? ¿La tierra?

Uno de los aciertos de estos últimos años, a mi modo de entender, es detenernos más tiempo buscando los aromas primarios. Esos famosos fruta blanca, madura, violetas, cítricos, cerezas… Y si pregunto ¿sabes distinguir una garnacha blanca de una macabeo? Pues a muchos nos pasa que no. Yo lo reconozco y me incluyo: me falta esa pata. Y como aficionada quiero remediar eso.

In naturalibus vive valeque

Vivir de la forma más natural posible. Sencillo ¿verdad? Ese vendría a ser el lema que reza la página de Alta Alella – Cava Privat que tuve el placer de visitar esta semana. Bodega familiar, con una trayectoria de algo más de veinte años  ha conseguido lo que pocos consiguen: poner sus vinos en la carta de muchos de los mejores restaurantes del mundo.

Josep Maria, se encuentra a la cabeza y con más de cuarenta años en sus espaldas dedicado al mundo del vino tuvo el gran y bello acierto de concebir el proyecto desde la ecología. De hecho, la propiedad ha sido declarada y certificada ecológica desde su origen.

Alta Alella-Cava Privat

Fincas Alta Alella Privat TrupisLa finca está ubicada a tan sólo dos kilómetros del mar, muy cerca de Barcelona y las viñas están situadas sobre pendientes y terrazas de entre 100 y 250 metros de altitud y sobre suelo de sauló. Simplemente por las vistas que hay desde las fincas más elevadas vale la pena darse un paseo por la bodega. Enclavada en el Parque Natural de la Serralada de Marina, las palabras ecología y biodiversidad adquieren todavía más fuerza. Pero no sólo por eso. Si preguntas a Mati te hablará del terroir. Del sol. Del mar. De lo que importa en la vida.

La familia Pujol-Busquets Guillén controla 50 hectáreas en producción dentro de las DO Alella y DO Cava. A saber:

  • 16 hectáreas de Pansa Blanca (Xarel·lo) 30%
  • 8 hectáreas de Macabeu 15%
  • 7 hectáreas de Chardonnay 15%
  • 6 hectáreas de Parellada 10%
  • 4 hectáreas de Syrah & PS 10% y de Pinot Noir 7%
  • 2 hectáreas de Mataró 5%
  • 1 hectárea de Sauvignon Blanc 2%, otra de Cabernet Sauvignon 2%, Garnacha Negra 2% y variedades experimentales 2%

Lo de los tipos de uva, como os decía, cada vez me importa más. Me llamaron la atención tres parcelas en especial. La de las viñas viejas. Siempre imponentes. La parcela libre de sulfitos: naturaleza y concepto integrador en estado puro. Y la parcela experimental… ¿qué tal funcionaría esta variedad portuguesa aquí? ¿Y…? La innovación no ha de ser siempre necesaria pero la curiosidad suele ser señal de pasión y de espíritu de superación.

Los vinos

Opus evolutium Alta Alella TrupisEn Alta Alella elaboran blancos, rosados, tintos, dulces y cavas. Todos ecológicos. A cual más interesante.

En esta visita hice una cata concreta de un cava: el OPUS EVOLUTIUM. Este Brut Nature Gran Reserva te lo recomiendo para estas Fiestas. Pero no sólo para brindar por la entrada del Año Nuevo. Yo me lo tomaría con marisco a la plancha también. Cuando lo pruebes acuérdate de la burbuja, de las maderas y de esos aromas primarios que sorprenden en este cava con puntuaciones más que respetables. ¡Y acuérdate de Trupis!

Guía Peñín 2016 – 93/100; Robert Parker 2015 – 90/100; Guía Vino y Cultura 2015 – 94/100.

El sábado 26 de noviembre hicimos el primer Cara B en el MNAC y todxs los que participamos nos quedamos con una sensación indescriptible. Queríamos más. Hay 19 salas ocultas al público que están llenas de arte, de historia, de leyendas, de guerras, paz, amor y fe. Salas que cuentan lo importante para el ser humano. ¡Qué maravilla!

MNAC en la historia

Creo que el Palau Nacional fue edificio antes que museo. Me explico. En 1929 Barcelona sufrió una fiebre urbanística parecida a la que muchos recordamos en 1992. Barcelona se quería poner “guapa” para gustar a los visitantes de la Exposición Internacional de 1929 como lo hacían ciudades como París. Acabada la Expo se le dio utilidad desde el principio como museo. Así en 1934 abrió sus puertas como Museu d’Art de Catalunya, reuniendo la colección medieval. Aquí mencionaré otro punto importante y es que la concepción de museo era diferente. Mientras que en la actualidad prima que el visitante se lleve una reflexión, un diálogo con las obras, en aquellos primeros tiempos el objetivo era mostrar una colección de obras, generalmente ordenadas por épocas o autores. Era una visión coleccionista del arte; como la que puedo tener yo en mi casa con los posavasos.

Si bien el museo empezó con colección medieval actualmente cuenta con una de las mejores colecciones de pintura mural románica del mundo. El modernismo catalán, el arte gótico, barroco hasta llegar a contar con una colección de arte moderno muy interesante. Cuenta además con una colección de numismática, de grabados, de fotografía… alberga más de 250.000 obras y esto ha requerido de algunas adaptaciones. Gae Aulenti fue la arquitecta encargada de darle la imagen pero sobretodo la funcionalidad que requería el MNAC. El edificio es grande (unos 12.000 metros cuadrados) pero si cuentas las obras (a ojo) te darás cuenta que los números no te cuadran. No hay tantas obras expuestas.

Cara B: Los bastidores del MNAC

Esta visita no va a tener imágenes. Ni ninguna otra que hagamos a las reservas del museo. No se pueden hacer hacer fotos, mejor ir sin bolsos (dejarlo en taquilla), ni abrigos, ni paraguas… La visita fue totalmente personal. En Trupis nos gustan los grupos pequeños por eso: todo el mundo pudo preguntar lo que quiso, fuimos a un ritmo relajado y Nuria y nuestro vigilante fueron unos fantásticos anfitriones en la visita.

Desde los muelles de descarga donde llegan las obras hasta las salas de exposiciones hay un mundo oculto que pudimos ver. No todo pero sí una parte. Pero, como os decía antes, no todas las obras están expuestas. De hecho no hay ni una quinta parte expuesta. ¿Y el resto? Os reconozco que cuando pensé en la imagen de esta actividad Indiana Jones me vino a la cabeza rápido y especialmente esta escena del Arca Pérdida. Y nosotros nos metimos en la Cara B.

via GIPHY

 

El pasado domingo tuvimos el privilegio de visitar el Laboratorio y el Herbario del Instituto Botánico de Barcelona (IBB-CSIC). Son la Cara B de lo que ocurre en la parte alta del Jardín Botánico de Barcelona.

Mirar plantas… ¿aburrido?

Instituto Botanico de Barcelona y Trupis
Herbario familia Salvador (s.XVIII)

El coleccionismo y la botánica hunden sus raíces en un pasado común. De hecho, muchas instituciones tienen en sus fondos colecciones privadas que nos han ayudado a conocer la flora de hace 200 años y a elaborar teorías evolutivas,etc.

Actualmente  la biosistemática es una de las cinco líneas de trabajo del IBB-CSIC. ¡Qué le vamos a hacer! El ser humano necesita ponerle nombres a todo (¡suerte de ello!). El IBB-CSIC está haciendo un gran esfuerzo en digitalizar sus fondos y compartirlos en el GBIF . Este proyecto global es un gran recurso para investigadores y aficionados. Ya no necesitas ir a X lugar para observar la planta Y. La calidad de digitalización es brutal y se puede trabajar en red de una forma envidiable.

Mapas botánicos

Otra línea en la que trabaja el IBB-CSIC es la biogeografía. Los investigadores e investigadoras estudian las plantas fondo historico ibb csic barcelona trupisen función de la ecología, la geografía y últimamente le tienen que añadir un peso importante a la intervención humana. Aunque a primera vista estudiar las diferencias que tiene un pino en Lloret de Mar con respecto a otro de la misma familia que se encuentre en Garachico puede parecer rizar el rizo, no lo es tanto cuando se están dando una serie de cambios climáticos que están haciendo modificar el mapa vegetal del Planeta Azul. ¿Qué plantas se dan más en una zona? ¿Cuáles son frágiles? Conservar e intercambiar semillas con otras instituciones del resto del mundo suman conocimiento y apoyo como en la creación del primer banco de semillas en el Instituto Científico de Rabat en el que el IBB-CSIC está colaborando activamente.

La tercera línea en la que los investigadorxs del instituto están trabajando es la etnobotánica. Nos aportan información de la relación que hay entre las plantas y las sociedades a través de los usos domésticos que se les ha dado. Y es que un jardín del siglo XVII no tiene mucho que ver con un jardín en nuestros días. ¿Qué cambia? ¿Por qué? ¿Cómo afectan estas tendencias? ¿Cuándo entró una planta de otro continente en la zona…? Las posibilidades son infinitas.

Pioneros

termocicladora trupisLa cuarta línea de trabajo es la citogenética. Esta línea de investigación fue pionera en nuestro país y busca estudiar las plantas a un nivel molecular. Su ADN y los procesos de convergencias y divergencias entre las distintas especies es crucial tanto para conocer el pasado como para plantear el futuro. Fue divertido ver cómo al lado de los termocicladores había toda clase de amuletos, santos, fetiches… Y es que ¿quién negará que la ciencia se sustenta en una fe y esperanza inquebrantables? También fue curioso comprobar por enésima vez que la diferencia de nuestra secuencia genética con respecto a otros seres vivos es 20161114_175501_optpequeña. Pero muy pequeña.

La última línea de trabajo está vinculada a la ecología y al estudio de la conservación de las especies. Es una línea de trabajo relativamente nueva que se enmarca dentro de lo que se está llamando la Sexta Extinción. Y es que, aunque sigue habiendo gente que lo pone en duda, la comunidad científica no deja de avisarnos que estamos metiendo la pata. Es la primera vez en la historia de la Tierra que se están produciendo extinciones masivas a causa de una especie. ¿Sabes a quién me refiero? Tremendo.

Héroes

No quería acabar esta narración sin sacarme el sombrero por ellas: Mª Luisa y Neus que nos enseñaron las tripas de una Institución cerrada al público y volcada en la investigación y el conocimiento. Y así debe ser. ¡Gracias!

Ya lo han dicho otros antes y mucho mejor que yo pero aprovecho: Este país necesita invertir más en I+D+I. Sin ellos estamos perdidos.

En dos semanas volveremos a hacer una Cara B. Esta vez al MNAC. Allí no se pueden hacer fotografías pero promete una mañana llena de conocimiento, belleza y pasión.

 “La investigación es como cocinar: hay que poner los ingredientes adecuados en su justa medida ” (Mª Luisa)