Hacer amigos no es tan complicado

trupis septiembre 16 trupis

Hacer amigos no es tan complicado como parece. En Trupis lo hemos tenido claro siempre pero parece que las grandes corporaciones también lo empiezan a tener ahora. Y es que ofrecer servicios de parejas y citas cojea. O no está siendo todo lo que quieren. ¿Por qué? No tengo la respuesta. No me he dedicado a ello en serio aunque alguna teoría tengo.

Las grandes empresas de contactos están viendo que el futuro está en los servicios de amistad

Ahora ya no sólo ofrecen encontrarte tu media naranja sino que quieren que conozcas gente a través de quedadas o de compartir (por ejemplo) gustos musicales. Y esto me alegra mucho, la verdad. Al fin y al cabo se humanizan un poco más las relaciones. Ya no es sólo un aquí te pillo, aquí te mato. Un cumples los requisito a, b y c…. Sino que se empieza a flexibilizar y (en mi modesta opinión) comprender un poquito mejor la naturaleza social de las personas. Al menos se intenta porque eso de “te invito a tomar una cerveza con mucha gente desconocida que quiere pasar el rato” a veces da un poco de cosa a los estómagos sensibles. Y da cosa porque muchas veces se mezcla el buscar pareja-ligue con esos eventos y pierde un poco el sentido por el que fueron pensados volviendo al “busco carne fácil” en la mayoría de situaciones. Muy respetable pero no tiene mucho que ver.

Hacer amigos no es tan complicado

 Y antes de seguir quería hacer una puntualización. Hacer amigos no es complicado. Hacer buenos amigos cuesta un poco más pero tampoco es imposible. Aquí os dejo algunas recomendaciones:

  • Relájate.- Los estados de tensión sólo son buenos cuando tienes que escapar de un jabalí. ¿Es fácil decirlo? También hacerlo. Un truco que usan muchos oradores es beber cuatro tragos de agua y hacer cinco respiraciones profundas. Parece una tontería pero pruébalo la próxima vez que entres “on fire”.
  • Repite conmigo.- Eres genial tal cual.- ¡En serio! ¡Lo eres! No hace falta que te inventes un personaje porque así vas a ser más interesante y… De verdad: no funciona. Tarde o temprano te caerás con todo el equipo. Y acabarás con el san benito de “fantasma”. Y los fantasmas vagan solos por los pasillos.
  • Recuerda el número 2.-  Piensa 2 preguntas a hacerle a una persona que puede llegar a ser tu amiga. Dos preguntas importantes, de esas que cuesta responder. Pero no pienses más. Conocer a una persona no es hacer un interrogatorio. Agota y no suele funcionar demasiado. Muchas veces tendremos respuestas espejo (respuesta que la otra persona piensa que a tí te va a gustar). Al final no vas a poder decidir si una persona encaja contigo en un primer encuentro. Dale una segunda oportunidad porque tal vez su jabalí lo ha perseguido hasta ese bar o donde estéis. Por último piensa en 2 cosas que tienes claras que no vas a tolerar. No hace falta que las cuentes: sólo tenlas claras y recuérdalas cuando conozcas gente.

2 preguntas – 2 encuentros – 2 límites

Haz pocas preguntas importantes. Habla mucho y escucha. Preséntate desde tu cotidianeidad, desde la alegría: lo que te gusta comer, lo que te gusta hacer… Y siempre ten presente tus límites

Si te animas… Trupis

About Author

client-photo-1
sonia
De Barcelona. Chapurreo inglés lo suficiente para hacerme entender (¡sigo intentándolo!). Curiosa. Cinéfila. No sé vivir sin música. Tapeo como filosofía. Vino-aprendiz.

Comments

Deja un comentario