Guías: embajadores por horas

guia turistico trupis

Embajadores por horas

Hace unos días, compartía en el grupo de Facebook Viajes Trupis una entrada sobre los guías de turismo y el espacio se me quedó corto.

Y es que tanto si nos gusta viajar, como si disfrutamos de la historia, el arte o las maravillas de la naturaleza catalogadas como patrimonio es más que probable que nos encontremos con un guía turístico. Ese maravilloso cicerone posee los conocimientos suficientes como para explicarnos los qué, cuándo, cómo, quién y por qué. ¡Poca broma!

La importancia de saber escoger un buen guía

Acertar no es sencillo. No voy a comparar un guía con un melón pero ya imaginas por dónde voy: hasta que no te encuentras en situación no vas a saber cómo va a ir la ruta. El “Saber Hacer” se presupone pero además influyen la empatía, la extroversión y especialmente la pasión. Estoy convencida que la pasión se respira y transmite marcando la diferencia. Pero podemos intentar minimizar los riesgos. Lo primero te diría que escogieras entre una guía oficial y la teatralización cultural.

Guía oficial

«¿Qué pasa? –pregunté–. ¿A los guías no les gusta que un particular les haga la competencia?» (extraído de “La cripta, los guías y el pistolero” de Patente de corso de A. Pérez Reverte.- artículo completo aquí)

Creo que sin llegar al absurdo que comenta Arturo es importante pedir ciertos mínimos de calidad cultural. El motivo es sencillo: con un guía oficial vas a tener la seguridad que lo que te están contando es cierto.

Teatralización cultural

Si de pequeño te llevaban de excursión a la catedral con el cole y te aburrías soberanamente, a lo mejor no es que no te interesara la historia sino que la forma de explicar no encajaba con tu forma de fijar la información. ¿Has vuelto a intentarlo? ¿Por qué no pruebas con una visita teatralizada? Y si tienes niños es una fantástica forma de acercarte a la cultura con ellos.

Plus ultra

Este “algo más” sea probablemente el punto más determinante para que una visita sea buena o mala. Aquí se ponen sobre la mesa las tablas, la pasión, la creatividad y la originalidad de nuestro guía. ¿Algún truco?

Podemos intentar acertar con nuestro guía viendo los comentarios que otras personas han hecho sobre la visita y el guía en internet. Reconozo que este sistema funcionaba muy bien hace unos años pero actualmente se ha visto muy manipulado. En este sentido suelen ser más fiables aquellas actividades que tienen muchos comentarios (es más difícil generar 10.000 comentarios ficticios que 6). El “pero” estaría en que muchas veces esto depende del presupuesto en publicidad que se tenga y no siempre de la calidad.

También es bueno que nos encontremos con críticas y es que la perfección no existe y siempre habrá alguien que tenga un “pero”. Yo suelo pedir la tarjeta de visita de aquellos guías que me han gustado para contar con ellos en futuras ocasiones.

About Author

client-photo-1
sonia
De Barcelona. Chapurreo inglés lo suficiente para hacerme entender (¡sigo intentándolo!). Curiosa. Cinéfila. No sé vivir sin música. Tapeo como filosofía. Vino-aprendiz.

Comments

Deja un comentario