Cuando nuestro hobby es nuestro hijo

Hobbies e hijos

A ver si te suena esta historia. Va de una persona que tiene una vida normal. Ha estudiado. Busca su camino. Tiene amigos. Disfruta en la medida de sus posibilidades (a veces más de lo que debiera, a veces menos de lo que quisiera). Nuestrx protagonista ha encontrado a alguien con el que se siente bien y con quien desea compartir su vida. Han pasado algunos momentos vitales y ¡tachán! Tiene un hijx. ¿Te suena?

Cuando el mundo cambia

Aunque suena a topicazo casposo es cierto: el mundo te cambia. O más bien tú cambias la forma de mirar el mundo (que el mundo tiene el culo pelado de ver bebés). Tus prioridades se transforman. Si te planteas hacer un viaje la logística es diferente. Y por qué negarlo: los gastos secoyote trupis multiplican. Aunque te regalen toda la ropa hasta los 5 años. Es igual: la cuenta bancaria no aguanta igual.

Es una alegría inmensa cada vez que nuestro bebé hace algún avance. ¡No está mal ser papis! (horas de insomnio aparte). ¡Si trajeran al bebé con manual de instrucciones ya sería la bomba! Y va creciendo… y va creciendo…

¡Abran juego!

Espero que no me malinterpretes… adoro a mi hijx pero…“. Decir esta frase cuesta. Porque suena a mala persona. ¿Cómo? ¡¿Que no quieres a tu hijo?! No es eso… es que…

Tener hijos nos abre un mundo de posibilidades. Es apasionante. Nos remueve hasta el tuétano. Si pensamos en términos de pasión e implicación un hijo es el mayor hobby que alguien pueda tener. Pero nadie dijo que fuera a ser sencillo

Consejos de Coyote

Y es que muchas veces nos podemos sentir como Coyote. Nos liamos a leer cosas, a prepararnos. Compramos mil y un inventos marca Acme pensando que será la definitiva y… viene nuestro “Correcaminos” hace un “Mec-Mec” y el invento nos explota en las narices.

¿Qué podemos hacer? Pues como Coyote armarnos de paciencia y no desistir jamás. Porque nuestro Correcaminos bien lo merece. En Trupis te vamos a proponer cada mes y medio el “Club para Coyotes” en el Antic Forn de Vallcarca. Mientras nos tomamos una copa de vino hablaremos de nuestros hijos y compartiremos nuestro mayor hobby con otros Coyotes. Muy pronto en sus pantallas

…algún día el Coyote te va a coger…

About Author

client-photo-1
sonia
De Barcelona. Chapurreo inglés lo suficiente para hacerme entender (¡sigo intentándolo!). Curiosa. Cinéfila. No sé vivir sin música. Tapeo como filosofía. Vino-aprendiz.

Comments

Deja un comentario