¿Cómo nace una canción? Creando Camiños

como surge una canción trupis

En muchas ocasiones, con motivo de entrevistas o público que se acerca a charlar después de un concierto, me preguntan en qué me inspiro para componer mis canciones. Nunca he sabido qué responder, pues, si soy sincero, no tengo una forma concreta de inspirarme… Son cientos los motivos que un artista puede tener para escribir un libro, crear un dibujo, una escultura, una pintura, una coreografía especial o una melodía, y no creo que haya demasiados de ellos que tengan una forma concreta para inspirarse. Eso viene por el momento, las sensaciones, los sentimientos que tienes en tu interior en ese preciso momento. Si no los tienes, esperas.

El proceso de creación de “Creando Camiños” fue impresionante: tardé apenas unos minutos en componerla. Dediqué más tiempo (un año) a los arreglos instrumentales que a la letra, que surgió como si llevara toda la vida cantándola… En el momento de componerla pensaba en la voz de Rosa Cedrón, una de las voces más extraordinarias del Folk Gallego, que fue durante muchos años cantante del grupo Luar Na Lubre, y que ahora es colaboradora habitual de Mike Oldfield. Por eso le pedí que grabara la canción para mi disco con su voz, que le da un aire más etéreo a la melodía, a lo que ella aceptó. También colabora en ella Pancho Álvarez, de la banda de Carlos Núñez y uno de los músicos más virtuosos con los que he tenido oportunidad de tocar. Él le da un aire diferente a la canción.

-¿Por qué un año en los arreglos? ¿Qué buscabas?

Yo me considero un “buscador de sonidos”. Me gusta fusionar los sonidos de diferentes culturas porque creo que todas ellas tienen un tronco común. Es muy fácil escuchar una flauta irlandesa al lado de una hansa veena hindú, a pesar de la diferencia de cultura y origen, pues ambos instrumentos provienen de la música tradicional, que es común a todas las culturas. En “Outlander” demuestro que esta fusión funciona.

-En “Creando Camiños” se evocan las emociones del extranjero, del peregrino fuera de su tierra en busca de un lugar ¿Dónde está el “hogar”?

Y no sólo esas. La línea general del álbum habla sobre el hecho de ser extranjero desde varios puntos de vista diferentes. Se fusiona la música de Galicia con la de Irlanda, del País Vasco; se mezclan las gaitas de cualquier tipo con el laúd árabe o la hansa veena hindú… “Outlander”, “Sin tierra” y “A faraway place” también hablan del camino que todo extranjero tiene por delante. En “Abre los ojos” se escuchan los pasos de un caminante por el bosque, en plena naturaleza. En “Inis Mór girl” se escucha el sonido del mar y habla de una chica de Irlanda. “Entzun, zazu” tiene su origen en una historia escocesa. En “A Catedral de Pedra” toco en una misma pieza las gaitas gallega, escocesa e irlandesa… Colaboran artistas de Irlanda, Reino Unido, Asturies, País Vasco, Galicia, Sudán, Israel… y todos nos hemos sentido como en casa.

Todo en el disco te lleva fuera de tu hogar. O, tal vez, es que tu hogar puede estar en cualquier sitio… Cada uno que decida después de escuchar el disco.

Hablar con Fernando es una maravilla. Primero porque sabe mucho, sabe un montón. Pero además, es que es de esas personas con las que empiezas hablando de música y acabas hablando de El Camino.

– Si te digo “El Camino” ¿tú qué piensas?

Pienso en verde y agua. Esfuerzo y lucha. Paz interior. Solo frente a ti mismo

– ¿Qué Camino has hecho y alguna anécdota que se pueda contar?

He hecho en dos ocasiones el Camino Francés y en una la Vía de la Plata. ¿Anécdotas? Son muchas historias y vivencias las que conoces en el Camino, todas ellas para aprender más de ti mismo. Serían demasiadas para escribirlas aquí… Yo recomiendo más vivirlas por ti mismo, en persona.

– ¿Y un paisaje?

Cualquier tipo de paisaje te conmueve si te encuentras en el lugar adecuado y en el momento preciso. Si debo elegir, me quedo con la grandeza de las montañas del Pirineo, cruzando Roncesvalles desde Sant Jean-Pied-de-Port (Francia); con las montañas leonesas o con las oscuras corredoiras de Galicia. En estos parajes es fácil entender el miedo del peregrino medieval a ser asaltado en medio del camino…

Mi escaso tiempo libre lo dedico, sobre todo, a estar con la familia. Me gusta mucho leer, así que siempre le dedico la última hora del día, por muy tarde que me acueste. También me encanta el cine, al que intento ir una vez a la semana. Y, cuando puedo o necesito “airearme”, salgo a correr, algo que he hecho desde siempre y que me ayuda con el esfuerzo físico de los conciertos. Como hobbie de verdad, desde chaval he sido fan de los juegos de rol, así que pinto figuritas de plomo en miniatura. Desgraciadamente, esto hace tiempo que no lo puedo hacer por falta de tiempo… A ver si lo retomo un día…

About Author

client-photo-1
sonia
De Barcelona. Chapurreo inglés lo suficiente para hacerme entender (¡sigo intentándolo!). Curiosa. Cinéfila. No sé vivir sin música. Tapeo como filosofía. Vino-aprendiz.

Comments

Deja un comentario